El lunes 16 de diciembre de 2013, a las 13 horas ha tenido lugar el acto de inicio de obra del Mercado Gastronómico Lonja del Barranco, ubicado en las Naves del mismo nombre junto al puente de Triana.

El acto fue clausurado por Excelentísimo Alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido, acompañado por miembros de la corporación municipal, Gerencia de Urbanismo, y los promotores del proyecto, contó con la presencia de las principales empresas involucradas en el proyecto entre otras Suma Legal (Consultora que gestiona Lonja del Barranco) y representantes de Cruzcampo, Ayesa, BBVA y los responsables de Consorcio de Jabugo y Distribumar en representación de los comerciantes del Mercado.

Tras la adjudicación del concurso Publico a la entidad Lonja del Barranco UTE,han comenzado las Obras de Rehabilitación de las Naves y Husillo del Barranco que según el planning de obra realizado por AYESA, prevé una ejecución de 8 meses, el mercado tiene previsto abrir en el verano de 2014.

Dichas obras consisten en la realización de un sótano que servirá de espacio logístico y de servicio del Mercado, colindante a la calle Radio Sevilla, así como la rehabilitación de las Naves, el husillo y todo el área de actuación exterior, incluido la implantación de un kiosco terraza en la bancada hacia el río. 

Uno de los socios de Lonja del Barranco, Francisco Rivera, fue el encargado de desgranar los rasgos y características principales del nuevo Mercado gastronómico de Sevilla que reproducimos a continuación. 

El Mercado Lonja del Barranco, recupera en Sevilla un edificio histórico, símbolo de la actividad comercial en torno a la alimentación, que generará más de cien puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, espera convertirse en referencia turística de Sevilla y locomotora de la actividad en el Guadalquivir, será “un escaparate permanente de la ciudad, su cultura y
gastronomía”. Con un concepto que responde al creciente gusto social por recuperar la calidad y los sabores en entornos especializados que sirven a su vez de puntos de ocio, el modelo de mercado es una representación conjunta de los mejores comerciantes, hosteleros y artesanos de cada producto, quienes “interpretarán” cual obra de teatro, el modo de exponer, elaborar y
consumir cada género, mostrando los olores, colores, sabores, tacto y bullicio, convirtiendo al producto en el verdadero protagonista y al cliente en el espectador de una representación gastronómica única, que trascienda a los
sentidos .

Los socios de Lonja del Barranco, conciben el proyecto como un Mercado Gastronómico, ciñéndose a la definición literal de gastronomía, entendida en sus dos acepciones como el arte de prepara una buena comida y el gusto por comer bien. Se dirige al ciudadano sevillano y visitantes de la ciudad, buscando su disfrute, ofreciendo la mayor calidad posible con precios al alcance de todos los bolsillos, independientemente del poder adquisitivo. Su filosofía parte de la excelencia en el producto y servicio, ofreciendo la más amplia gama dentro de cada familia de productos para lograr satisfacer en la misma medida a todos los paladares.
La oferta gastronómica se distribuye en los 20 puestos de mercado con distintas y exclusivas actividades, seis carros de degustación de productos, un kiosco terraza a la orilla del Guadalquivir, la realización de eventos, presentaciones, ferias en las plazas aledañas al edificio y la ubicación de un Punto de Información Turística permanente en el edificio del Husillo, donde además de dar información del Mercado y ofrecer visitas gastronómicas guiadas, se facilitará información de la ciudad y toda la oferta cultural y de ocio de Sevilla al visitante. 

Para garantizar el éxito es indispensable contar entre los operadores del mercado con comerciantes, hosteleros, marcas y productos referencia del sector, hecho que se constata en la actualidad, con más de 150 ofertas presentadas para explotar los puestos por empresarios y profesionales de implantación local y nacional, estando adjudicados en la actualidad el 50 % de las actividades, en un proceso de selección que continua abierto y que finalizará en dos meses.

Impacto del proyecto. Turismo, empleo, revitalización económica.


“Boquería y San Miguel modelos de referencia, protagonistas en sus ciudades Ahora Sevilla, ahora Lonja del Barranco”
Sevilla se encuentra entre las tres ciudades con mayor número de visitas turísticas de España, por detrás de Madrid y Barcelona. Siendo el turismo uno de los principales motores de la actividad económica de la ciudad. En común con estas dos ciudades y como reclamo para visitantes está la belleza intrínseca de la ciudad, su oferta cultural, de ocio y gastronómica. En la actualidad los Mercados referencia a nivel nacional e internacional son La Boquería en Barcelona, con una afluencia de 45.000 clientes por día y San Miguel en Madrid, con 15.000 visitas de media diaria, de los que aproximadamente un 40 por ciento son locales, un 20 por ciento proceden del turismo nacional y un 40 por ciento son internacionales. En ambos casos se encuentran entre los dos lugares mas visitados anualmente en sus respectivas ciudades, por delante de el Museo del Prado o La Sagrada Familia. 

La apertura en 2014, de Lonja del Barranco, aspira a situar al Mercado en visita obligada de la ciudad, como ocurre en Madrid y Barcelona. Las estimaciones realizadas, pronostican una afluencia de entre 600.000 y 900.00 visitantes anuales, convirtiéndolo en uno de los lugares más visitados en Sevilla junto con La Catedral y el Alcázar. El impacto social económico es directo, con la involucración desde su construcción y durante el periodo de la concesión de más de 50 empresas, la creación de más de 100 nuevos puestos de trabajo directos y cerca de 200 entre indirectos y los vinculados al proceso constructivo. El alto flujo de turismo y consumo se puede cifrar entre los 7 y 12 millones de euros anuales para la ciudad.

La vocación de Lonja del Barranco es emular el éxito de Mercados de Madrid y Barcelona, compartiendo con ellos señas de identidad arquitectónica (la edificación de hierro y cristal propias del siglo XIX), su magnifica ubicación en el centro de la ciudad, la proximidad con los monumentos más relevantes , de máximo atractivo turístico que garantizan una alta densidad de transito y
potenciales visitantes. Con estos condicionantes físicos y la adaptación del Modelo de Negocio a las mejores prácticas realizadas en éstas ciudades, pretendemos convertir a Lonja del Barranco en el Mercado de Sevilla, que sea foco y atractivo para los visitantes de la ciudad y un escaparate de la cultura y gastronomía Andaluza y Sevillana al mundo.